Preguntas frecuentes sobre los seguros de salud

Uno de los principales condicionantes a la hora de contratar un seguro de salud con cualquier compañía aseguradora, es la edad. Es un elemento que influye en el precio del seguro, y dispone de una edad límite de contratación. 

 

En el caso de los seguros de salud de Pelayo, la edad máxima para realizar la su contratación  es hasta los 70 años.
 

Sí, la edad del asegurado es uno de los factores que se tienen en cuenta a la hora de fijar el precio del seguro de salud. Lo cierto, por norma general en las compañías aseguradoras, cuanto mayor sea la persona que vaya a contratar el seguro de salud mayor será el precio.

 

Anticiparse a los problemas de salud, es una solución muy inteligente para evitar los problemas futuros, por ello desde Pelayo, te animamos a llevar un estilo de vida saludable y a pasar revisiones médicas periódicas para disfrutar del máximo bienestar.

Con el objetivo de ofrecerte las mejores soluciones, en Pelayo aunque la duración del contrato es anual y se prorroga de forma automática, puedes fraccionar el pago, en menores cantidades, de forma mensual, trimestral o semestral.


De este modo dispones de una mayor flexibilidad para realizar tus pagos, y una mejor capacidad para gestionar tus ahorros.

La duración del seguro de salud viene definida en el contrato y normalmente son 12 meses desde que se produce la firma del contrato. 


Cuando el contrato vence, se prorroga de forma automática anualmente, a menos que el asegurado comunique con un mes de antelación que quiere cancelar el contrato.

Los beneficiarios de un seguro de salud son las personas que tienen a su disposición la cartera de servicios que esté concretada en la póliza. Cuando la contratación del seguro se hace a través de una empresa, normalmente el número de beneficiarios se limita al empleado y su cónyuge e hijos. En este caso no es posible incluir a todas aquellas personas que se desee.

 

Sin embargo, cuando la póliza la ha contratado directamente el asegurado, normalmente no existe ningún tipo de restricción. Asimismo, en cualquier momento es posible sumar o restar beneficiarios a la póliza para atender nuevas situaciones como, por ejemplo, el nacimiento de un hijo. 

La prima del seguro de salud es la cantidad que tenemos que abonar a la compañía para poder acceder a las coberturas o servicios que se incluyan en la póliza. A la hora de calcularla se tienen en cuenta diversos factores:

 

  • En primer lugar, dependerá de si el cliente opta por una cobertura de servicios básicos o prefiere gozar de la máxima posible.


  • Cuando se introduce algún tipo de copago, que hace que el asegurado tenga que pagar determinadas cantidades en algunos servicios, el coste de la prima lógicamente baja. También influirá en esa cantidad el hecho de que el asegurado tenga a su disposición el 100% de los servicios desde el primer día o, por el contrario, que se someta a un periodo determinado de carencia.


  • Otros aspectos que también se tienen en cuenta a la hora de calcular la prima son la edad del beneficiario y el lugar en el que resida.


     

Dentro de los servicios y coberturas del seguro de salud de Pelayo, existe la posibilidad de contratar un seguro que incluya la cobertura de múltiples servicios dentales gratuitos: Limpiezas, radiografías, fluorizaciones¿ etc.

 

Además, como el bienestar de los tuyos también nos importa, en Pelayo te ofrecemos la posibilidad de la inclusión gratuita para niños, de hasta 14 años, con la suscripción de un adulto.


Conoce todas las coberturas de nuestros seguros de salud en este enlace.
 

Se trata de un espacio de tiempo en el que el asegurado no puede acceder a todas las garantías que le ofrece la póliza.


Cada compañía establece sus propios límites en el periodo de carencia y la extensión del mismo. Normalmente el asegurado no podrá ser sometido a una intervención quirúrgica, un trasplante de órganos o un parto a través del seguro médico durante este periodo.

 

Leer más

Un seguro de salud tiene beneficios fiscales, lo que ocurre es que sólo repercuten en empresarios y autónomos. Sin embargo, si la contratación la hace un particular no hay opción a gozar de esa desgravación. 

 

En el caso de, los autónomos la deducción se aplica tanto al titular como a sus familiares directos, lo que se convierte en una opción muy interesante.

 

Leer más

Su mecanismo no difiere mucho del que tienen otros productos similares como el seguro de vida, el de hogar o el del automóvil. El cliente tiene que abonar una cuota (normalmente anual), lo que conocemos como prima, a cambio de que reciba unas determinadas coberturas sanitarias.

 

Existen dos opciones o fórmulas principales en los seguros de salud.

 

Leer más

Este concepto es común a otros seguros como los de hogar, vida o automóvil. No es más que el contrato que firman la compañía y el cliente. De esta forma, la primera se compromete a cubrir los servicios relacionados con la salud que figuren en el contrato y el asegurado, a cambio, tiene que abonar una prima que en muchos casos es anual.

 

A la hora de calcular la póliza del seguro de salud entran en juego numerosos condicionantes.

 

Leer más

A la pregunta de si es obligatorio tener un seguro médico para viajar, la respuesta es que no. Pero en ocasiones, la obligatoriedad de las cosas dista mucho de la necesidad real. Sólo seis países en el mundo que lo exigen: Ecuador, Cuba, Rusia, Bielorrusia, Irán y Argelia. El problema es que, en el resto, cualquier tipo de atención sanitaria, por muy pequeña que sea, puede acarrear unos gatos enormes para el viajero si no tiene el amparo de un seguro.

 

Leer más