• La edad actuarial se corresponde con la fecha del cumpleaños más próximo a la firma del contrato (anterior o posterior). Consecuentemente, es más que posible que la entrada en vigor de la póliza se demore algunos meses, dado que la edad actuarial del asegurado todavía no se ha alcanzado. Lógicamente, esta edad puede tener efectos en el cálculo de la prima del seguro u otras variables que aparecen en las condiciones generales.
  • Hay que pensar que, superados determinados umbrales de edad, el seguro de vida se encarece, por lo que si la edad actuarial afecta a este parámetro el precio puede variar. Por ello, resulta siempre recomendable tomar en consideración esta circunstancia antes de suscribir una póliza.

 

Puedes consultar nuestras pólizas de seguros de vida en este enlace.