• Un mismo asegurado puede contratar tantos seguros de vida como desee, pudiendo establecer igualmente diferentes tipos de cláusulas o condiciones generales en cada uno de ellos (no son concurrentes, por lo que se cobrarán en su totalidad independientemente del número). Las compañías aseguradoras permiten la contratación de varias pólizas con el único requisito de cumplir las condiciones de contratación de cada una de ellas. 
  • Por su parte, la compañía aseguradora exigirá la documentación justificativa pertinente, por lo que podría rechazar la solicitud si considera que existen circunstancias sospechosas en la contratación de varios seguros. 
  • Los asegurados pueden modificar por completo las condiciones de cada seguro de vida. Así, es posible que los beneficiarios de una u otra póliza sean diferentes, al igual que las cantidades a percibir en caso de fallecimiento. Conviene tener presente que los costes para el asegurado por dos seguros son mayores que los de única póliza por el mismo importe (por los gastos de contratación y/o gestión).

 

Si quieres descubrir los diferentes seguros de vida de Pelayo, puedes hacerlo a través de este enlace.