cobertura para los daños propios de tu coche

 

  • Cubrimos los daños que pueda sufrir tu coche, aunque tú seas el culpable.
  • En el caso de que tu vehículo se considere pérdida total, te abonaremos el 110% de su valor durante los dos primeros años, y el 110% del valor GANVAM el resto de años. También nos encargamos de los daños en equipaje, hasta 600 euros.
 

¿Qué es una franquicia?

 
  • Es la cantidad que asumes en caso de accidente. Su principal ventaja respecto a un Seguro a Todo Riesgo es que su precio es más ajustado, pero no renuncias a una cobertura completa. La franquicia no se aplica cuando se demuestra que el culpable es el otro conductor, ni cuando el único daño del accidente sea la rotura de lunas. Tampoco en caso de incendio o robo.
   
  • Cubrimos los daños que pueda sufrir tu coche, aunque tú seas el culpable: daños producidos en todos los elementos de serie por accidente de circulación, impacto de objetos, pedrisco o granizo, caída del vehículo y hundimiento de terrenos y construcciones, hechos malintencionados de terceros y vandalismo, traslado del vehículo en otros medios de transporte.
  • Del mismo modo que en el caso anterior, con Franquicia, te abonaremos el 110% del valor del coche durante los dos primeros años, en caso de accidente y el valor GANVAM durante los años siguientes. Los daños en equipaje también quedarán incluidos con un máximo de 600 euros.

 

 

  • Las siglas GANVAM significan Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios y es la entidad encargada de la publicación del Boletín Estadístico de Vehículos de Ocasión. Este boletín recoge los datos de unas cuatro mil transacciones realizadas por 800 empresas para obtener una lista de valoraciones por marcas, vehículos y edad. Al igual que la gran mayoría de aseguradoras, Pelayo se basa en esta lista para establecer las indemnizaciones en caso de pérdida total del vehículo.