• Contratar un seguro de hogar implica un trabajo previo de conocer cuál es la póliza que más se ajusta a nuestras necesidades. Cada vivienda es un mundo y es fundamental averiguar cuáles son los tipos de seguros que están a nuestra disposición para tomar la mejor decisión. La clave de la elección de la póliza radica principalmente en dos puntos a tener en cuenta:

 

  • Saber qué grado de protección queremos para nuestra casa. Todo dependerá de las características de la vivienda y del valor de su contenido.

 

  • Hay que hablar en primer lugar de la opción más básica que es el conocido como Hogar Básico. Se trata de una modalidad sencilla para aquellos clientes que quieren tener coberturas esenciales en siniestros como incendio, robo o daños por agua. Al tratarse de la alternativa más básica, es también el seguro más económico para propietarios.

 

  • El producto Hogar Plus, es un producto flexible, que ofrece la posibilidad de ampliar la cobertura mediante la incorporación de servicios opcionales y  modulables para que puedas adaptar el seguro a las características de tu vivienda. 

 

  • Una tercera opción son los seguros Hogar Premium. Enfocada para aquellos clientes que valoran tener una alta protección y contar con el máximo abanicode necesidades cubiertas.