• Es importante planearse esta cuestión porque estamos hablando de un aparato fundamental para nuestras vidas, pero al mismo tiempo muy frágil. A mayor uso, más posibilidades de que se pueda caer y que sufra la habitual rotura de la pantalla. También es un elemento muy expuesto a los robos. Vayamos por partes. A priori, el seguro de hogar no cubre la rotura de un móvil. Para lograr que esto sea así, el asegurado necesita contratar una cobertura adicional. Las compañías son conscientes de esta nueva realidad y ofrecen en sus pólizas desde reparaciones, sustituciones e incluso la recuperación de los datos mediante copias de seguridad. Pero todos estos servicios forman parte de coberturas complementarias al seguro de hogar clásico. 

  • ¿Qué ocurre en el caso de robo? La situación cambia cuando se ha producido la sustracción del teléfono móvil. Si el robo ha tenido lugar en la propia vivienda, el seguro sí asume esta situación. Por este motivo es importante incluir este tipo de dispositivos en el inventario del contenido que se realice al contratar la póliza.

  • El escenario es diferente si el robo ha tenido lugar en el exterior de la vivienda. En el caso de que, por ejemplo, el asegurado sufra un tirón o un robo con violencia en el que le sustraigan su teléfono móvil, el seguro del hogar sí suele incluir esta cobertura. Si lo que se produce es un hurto porque hemos dejado el dispositivo encima de la mesa de una cafetería y un amigo de lo ajeno se lo ha llevado, en ese caso el seguro no lo cubriría.

  • Descubre toda la información de nuestros seguros del hogarr. Además, puedes calcular el precio y las coberturas más completas con unos pocos pasos. Tenemos el seguro que se adapta a ti.