• El seguro de hogar se puede desgravar siempre y cuando la vivienda adquirida haya sido comprada antes del año 2013, ya que la declaración de este segmento se realiza a través de deducibles por concepto de compra de vivienda habitual, y dicho deducible fue omitido en 2013 en las nuevas normativas fiscales españolas.
  • Del mismo modo, por ser una deducción por inversión en vivienda, se podrá descontar solo si la póliza está vinculada desde el inicio a la transacción. Si se realizó una desvinculación del seguro contratado inicialmente cuando se compró el inmueble y luego se contrató otro seguro por el cliente, la nueva póliza no aplicará para deducibles en la renta. 
  • Este descuento brinda la oportunidad de poder desgravar hasta un 15 % del montante invertido durante la compra del inmueble. Para realizar el descuento se establece una base máxima de 9.040 €, lo que significa una deducción máxima de 1.356 euros.
  • Por tal motivo, es muy importante contar siempre con los documentos recibidos de parte de la aseguradora o la entidad bancaria. En la póliza de seguro de hogar se deben mostrar de forma detallada toda la información relacionada con cada una de sus coberturas, siendo la cobertura de incendio la más significativa para la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), ya que es obligatoria en cualquier hipoteca.
  • Descubre los beneficios de contar con las coberturas de nuestros seguros del hogar en este enlace.