• El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) es un organismo que juega un papel fundamental para que los titulares de una póliza puedan recibir las indemnizaciones que les correspondan en caso de siniestros muy concretos y de una gravedad extraordinaria que van más allá de lo asumible por una compañía aseguradora. Estamos por lo tanto ante un organismo público que depende del Ministerio de Economía. Su actividad se financia mediante un recargo que se aplica a todos los seguros.

 

  • El CCS entra en escena cuando la persona asegurada sufre algunos de esos siniestros. Por un lado, se encuentran los fenómenos de la naturaleza. Hablamos de grandes inundaciones, terremotos, la erupción de un volcán, un maremoto, una tempestad atípica o incluso la caída de un cuerpo sideral. En estos casos los daños provocados pueden ser muy cuantiosos llegando incluso a la destrucción total de la vivienda. Normalmente son fenómenos que afectan a numerosas personas, por lo que el Consorcio articula todos los peritajes e indemnizaciones.

 

  • El organismo también se ocupa de las compensaciones cuando se han registrado actos de violencia. Hablamos de un atentado terrorista o de los destrozos provocados por una manifestación violenta, una rebelión o un motín. Por último también se contemplan los daños provocados por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y el Ejército en tiempos de paz.

 

  • Las estadísticas nos dicen que la mayoría de los expedientes tramitados por el CCS en España corresponden a inundaciones, tempestades y terremotos. Cualquier persona titular de un seguro del hogar que haya sufrido cualquiera de estos fenómenos puede solicitar la indemnización correspondiente el CCS vía internet o telefónica. Esas compensaciones se recibirán tanto por daños materiales como personales.