La acumulación de sanciones de tráfico y la consecuente pérdida de puntos pueden conllevar a la retirada temporal del carné de conducir. La privación del derecho a conducir puede ser más prolongada cuando exista una sentencia judicial que así lo indique.

 

Conducir sin puntos o tras la pérdida de vigencia del carné es un delito contemplado en el art. 384 del Código Penal con penas de hasta seis meses de prisión.

 

Tras la pérdida de puntos del carné habrá que esperar un plazo de seis meses para obtener un nuevo permiso. ¿Qué hacer tras la retirada del carnet de conducir? Transcurrido este plazo se debe realizar un test teórico en la Jefatura de Tráfico y un curso de sensibilización y reeducación con precios entre los 170 y los 320 euros.

 

Para hacer frente al impacto económico que puede conllevar la pérdida temporal del carné puedes contratar una cobertura adicional tanto en tu seguro de coche como en tu seguro de moto. Esta cobertura implica el abono de una prestación mensual así como el pago de los trámites y cursos pertinentes para la recuperación total o parcial de los puntos hasta el límite establecido en las condiciones de la póliza.

 

Quedan excluidas de las coberturas por pérdida de carné las infracciones calificadas como delitos, las relacionadas con la normativa de Ordenación del Transporte Terrestre de mercancías y personas y las relativas al Medio Ambiente y las que se hayan producido con anterioridad a la contratación del seguro o por razón de edad.