• Al ponerte al volante de un coche es necesario que lleves cierta documentación identificativa del vehículo por si se producen incidencias, como un posible accidente, o para comprobar que todo está en regla y según la normativa vigente. 
  • Entre todos ellos se hace destacada la presencia del permiso de circulación perfectamente cumplimentado y validado por la administración competente. 
  • Los otros documentos que siempre deben estar presentes en tu coche son la tarjeta de inspección técnica acompañada del último informe de la ITV. Además, su presencia no quita para que en el parabrisas delantero se coloque la pegatina de la ITV con la fecha de validez de la inspección técnica, este elemento es también obligatorio y sancionable en caso de no llevarlo puesto. 
  • Al margen de estos, hay otros documentos que en la actualidad han dejado de ser obligatorios ya que las nuevas tecnologías permiten, tanto a la policía como a la Guardia Civil, consultar dicha información por internet. Es el caso del recibo anual del impuesto de circulación y del seguro obligatorio del vehículo. 
  • Además, siempre se debe conducir con la licencia de circulación encima, ya que puede ser solicitado por las autoridades en cualquier momento para la identificación del conductor. 
  • La pérdida o robo de estos documentos debe ser inmediatamente denunciada para evitar que se haga un uso fraudulento de ellos y, además, se debe solicitar cita en la Jefatura de Tráfico y en la ITV para reponerlos.