Mi coche se ha quedado sin batería: ¿lo cubre mi seguro?

La batería de los vehículos diésel o de gasolina no suele ser un elemento excesivamente caro. Además, se caracteriza por ser una pieza resistente y con una vida útil bastante prolongada. No obstante, bien por el uso, por un despiste o por circunstancias impredecibles como quedarse atrapado en una nevada, es posible que la batería se agote y tenga que ser reemplazada.

 

  • ¿El seguro del coche cubre la batería?

 

Si el coche se queda sin batería puedes llamar al seguro, pero este no se hará cargo de su reemplazo. La compañía únicamente se encargará de enviar una grúa hasta el lugar en el que se haya producido la avería y llevará tu coche hasta un taller. Una vez allí, serás tú el que tenga que asumir el coste del reemplazo por una nueva.

 

  • ¿En qué situaciones mi seguro cubre la batería?

El seguro del coche cubre la batería solo en el caso de que se hubiese producido un siniestro y la batería se hubiese visto afectada por ello. En otras circunstancias y, salvo que en la póliza se especifique lo contrario, los seguros no ofrecen indemnización en caso de avería mecánica o eléctrica, como es este caso.