¿Me cubre el seguro de coche de mis padres?

 

El seguro de responsabilidad civil que deben tener todos los coches al circular siempre cubre los daños a terceros con independencia de quién sea el conductor del vehículo responsable del accidente.

 

Otra cuestión es si el seguro de los padres cubre a los hijos cuando estos utilizan su vehículo. Las coberturas a otros conductores que no son los titulares del vehículo pueden variar en función de las condiciones de la póliza y del perfil del conductor.

 

Lo normal es que, cuando hay otras personas que van a conducir el coche se las incluya en el seguro en la figura de conductor secundario, ocasional o autorizado. Para ello es probable que se apliquen unos requisitos de edad (más de 25 o 26 años) y/o años de carnet (más de dos).

 

En el caso concreto de los hijos, las pólizas suelen incluir límites y exclusiones que habrá que sopesar antes de la contratación. Cuando los hijos aún no tienen coche propio pero utilizan de forma ocasional el de los padres, conviene que así aparezca reflejado en la póliza. Aunque ello suponga un incremento en el precio, es la única forma de garantizar que los hijos también quedarán cubiertos por el seguro en caso de siniestro, siendo estos los conductores responsables.