• El seguro básico de moto de Pelayo cuenta con la posibilidad de un servicio de gestión de multas de tráfico. De esta forma, Pelayo asumirá a redacción y presentación de los escritos de alegaciones y de recursos administrativos, si el cliente considera que la sanción no se ajusta a la realidad. No olvidemos que a diario suceden casos de este tipo y los conductores necesitan un respaldo para poder ejercer sus derechos. Pueden también darse otras circunstancias como que exista algún tipo de defecto en forma de un dato erróneo, por ejemplo; que el agente no haya ratificado la sanción; que la multa haya prescrito o que la administración correspondiente haya olvidado incluir la información con los recursos que se pueden presentar.
  • La multa puede llegar impuesta por la Dirección General de Tráfico, las comunidades autónomas que tengan transferidas las competencias o por el ayuntamiento correspondiente. Hay que tener muy claro de dónde viene para poder iniciar los trámites correspondientes. Reclamar multas de moto no es algo que se plantee el asegurado cuando contrata la póliza, sino más bien cuando llega el momento de sufrir una. Por este motivo hay que ponerlo sobre la mesa a la hora de iniciar el compromiso con la aseguradora.
  • En Pelayo, si se contrata esa garantía, existe la posibilidad de reclamar hasta un máximo de cinco multas al año con el seguro básico. Eso sí, si tienes claro que has cometido una determinada infracción y no hay ninguna posibilidad de éxito en el recurso, es mejor beneficiarse del descuento del 50% que ofrece la administración si se paga en los primeros 20 días naturales desde la notificación de la multa.

Conoce todas las características de nuestros seguros de motos. Además, puedes calcular el precio de tu seguro de motos en unos minutos.

 

Ver también protección jurídica

 

 

 

 

Encuentra el seguro de moto perfecto para ti

Calcula el precio de tu seguro