Las mujeres españolas piden que los seguros de vida se adapten a la realidad de la mujer de hoy y trasciendan su función natural para ampliar el rango de servicios al día a día.

En Pelayo Vida llevamos muchos años escuchando a las mujeres. Durante los últimos cinco hemos vivido día a día con ellas la increíble experiencia vital que supone la participación en el Reto Pelayo Vida. Al tiempo que escuchábamos a las expedicionarias cómo se habían enfrentado al cáncer en sus vidas y cuánto les había afectado a todos los niveles, personal, familiar y profesionalmente, crecía en nosotros el deseo de adecuar a la mujer de hoy todas las coberturas y servicios especiales de nuestros seguros de vida. Pero antes de hacerlo decidimos preguntar cuál sería, a su juicio, el seguro de vida para mujeres ideal y qué debería incluir. Y estas han sido las principales conclusiones de esta consulta.

Coberturas específicas en caso de cáncer femenino

La mayoría de las mujeres consultadas coinciden en señalar que, además de la indemnización en caso de fallecimiento o invalidez, total o parcial, un seguro de vida para mujeres debe incluir coberturas especiales en caso de enfermedad grave, especialmente, en todo lo referido a cáncer femenino, abarcando más modalidades que el cáncer de mama.

Dichas coberturas deben ser más amplias que la garantía de un capital para afrontar el tratamiento en caso de diagnóstico de cáncer, sino también ayuda en otros planos, especialmente en los relativos a la asistencia psico-onclógica, el cuidado de sus familiares dependientes durante los días de tratamiento (hijos o padres de edad avanzada) y el apoyo legal en aspectos profeisonales (cómo comunicar en el trabajo que tienes cáncer).

Del mismo modo, consideran que las mujeres que están inmersas en un tratamiento de cáncer o que ya lo hayan superado y no tuvieran un seguro de vida contratado, deberían poder acceder a algún tipo de seguro de previsión de riesgo.

Ayuda en el día a día

Lo más significativo de la consulta ha sido constatar que las mujeres españolas piden a un seguro de vida que les ayude más en su día a día y no se limite a las contingencias más graves. En este sentido, destacan como demandas principales el apoyo en aspectos cotidianos que a veces no es posible atender debidamente dado el febril ritmo de vida de las mujeres españolas (trámites bancarios o gestión de domiciliaciones hasta reservar un vuelo, buscar un hotel o pasar la ITV, entre otros muchos ejemplos), la asistencia domiciliaria (especialmente en lo relativo al cuidado de niños y ancianos, la realización de tareas del hogar o la atención a las mascotas cuando pueda suceder algo que impida atender tareas del día a día relacionadas con la atención del hogar, tanto en ellas como en su parejas), la asistencia psicológica (señalan como necesidades principales los episodios de estrés y depresión, y enfrentar situaciones personales graves, como separaciones y duelos), la orientación médica (segunda opinión, dudas con tratamientos, etc.) y asistencia jurídica.

Queda claro que las mujeres españolas saben qué quieren y qué le piden a un seguro de vida para mujeres. Conoce el seguro de vida mujer de Pelayo,  con el que podemos apoyar a cualquier mujer en cualquier circunstancia.