Acaba de comenzar un nuevo año y no hace falta ser adivino para saber que entre los propósitos que seguro te has hecho figura una salud de hierro y una vida larga y próspera para ti y los tuyos. Pero, ¿protegerte ante un imprevisto figura entre ellas?

La vida está llena de imprevistos y, para evitar que alguno de estos nos pille desprevenido, lo mejor es pensar en el futuro y reflexionar acerca de las consecuencias que tendría sobre nuestros seres más queridos. El ser humano tiende a verse como una especie de superhéroe inmune a consecuencias negativas, pero no es así. Para atenuar el impacto económico de algunos de estos estos imprevistos, los seguros de vida son la mejor protección. Ahora bien, ¿cuáles son los aspectos más importantes a tener en cuenta antes de contratar un seguro de vida? Te los resumimos en 5 consejos básicos:

1. La edad de contratación. Muchas personas jóvenes piensan que aún es pronto para preocuparse por temas tan “serios” y que el futuro y la madurez, ese periodo donde los imprevistos suelen estar relacionados con la salud, quedan aún lejanos. Este es un error común: los imprevistos acontecen a cualquier edad y, además, cuanto más tarde se contrata un seguro de vida, más se encarece su coste.

2. El capital asegurado. El coste del seguro de vida variará en función del capital asegurado por eso debemos estar seguros de que fijamos un capital suficiente que pueda cubrir nuestras necesidades en caso de imprevisto. Es importante que no pienses tanto en el coste del seguro sino, sobre todo, en las necesidades para cubrir a tu familia en el caso de que faltases.

3. Tipos de seguros de vida. Existen diferentes seguros de vida y debemos tener claro cuál es el que mejor se ajusta a nuestras necesidades en función de las condiciones y coberturas que ofrece. Por esto es importante tomarse todo el tiempo necesario para contrastar estos productos antes de elegir el que más nos conviene. En Pelayo ofrecemos pólizas personalizadas a medida, tanto en el capital como en las coberturas.

4. Contratar la invalidez. Cuando contratamos un seguro de vida lo hacemos pensando en la cobertura de nuestra familia en caso de fallecimiento pero también es necesario que recuerdes que una contingencia imprevista puede generar invalidez. Es una cobertura básica pues, de no incluirla, además de producir un efecto económico severo en tu familia, el coste asociado al cuidado de un familiar inválido es muy alto.

5. Ser honestos en tu informe de salud. Cuando las aseguradoras pedimos un informe sobre el estado de salud es importante no mentir en cuanto a posibles enfermedades o diagnósticos anteriores ya que, en caso contrario, esto puede suponer un problema en el futuro si se demuestra este engaño.

En general estos son los aspectos más importantes en los que debes fijarte antes de contratar tu seguro de vida. Esperamos haber ayudado a resolver algunas de tus dudas sobre este tipo de productos. Y, recuerda: ¡persona precavida, vale por dos!