Invertir en un hogar es uno de los mayores sueños de la vida, pero si ocurre un imprevisto se puede ver truncado y convertirse en una pesadilla. Para prevenir que esto ocurra están los seguros de amortización de préstamos: coberturas que están pensadas principalmente para las hipotecas y funcionan de una forma parecida a los seguros de vida.

Cuando nos compramos una casa lo hacemos llenos de ilusión, pensando en cómo será nuestra vida en ella y nunca pensamos en que nos puede pasar algo o cuál puede ser la situación familiar en caso de un imprevisto. Estos seguros nacen para cubrir el riesgo que podría ocurrir en caso de fallecimiento o invalidez.

De este modo, con el seguro de amortización de préstamos estamos prevenidos ante cualquier imprevisto y podemos disfrutar despreocupados de nuestra vida familiar sabiendo que ocurra lo que ocurra, el seguro de amortización de préstamos se hará cargo de la deuda pendiente de nuestra hipoteca.

¿Cuándo se contrata un seguro de amortización de préstamos?

Normalmente, con la compra de una vivienda, contratamos una hipoteca que solemos pagar a plazos. Pues bien, el seguro de amortización de préstamos es un seguro de vida que sirve para, en caso de fallecimiento o invalidez, cubrir al titular del contrato sobre la totalidad o parte del capital adeudado de esta hipoteca. De este modo, los familiares no tendrán que hacer frente al pago de esta hipoteca en un momento ya duro de por sí.

¿Es obligatorio el seguro de amortización de préstamos?

No, estos seguros no son obligatorios, pero sí son recomendables para cubrir cualquier eventualidad que pueda surgir. No contar con ellos podría generar un problema económico para los familiares con las deudas pendientes.

También es conveniente saber que muchas entidades les hacen creer a sus clientes que es obligatorio contratar este tipo de productos con ellos, pero la verdad es que puedes contratarlo con la compañía aseguradora que tú elijas.

Ventajas de un seguro de amortización de préstamos

Este tipo de productos ofrece una ventaja importante, entre otras, para las personas que empiezan a hacer frente a la hipoteca de su nueva casa y es que sus pagos se pueden fraccionar de forma cómoda y totalmente personalizada a las necesidades de cada familia resultando más asequibles para aquellos que los contratan.

En resumen, con los seguros de amortización de préstamos puedes disfrutar de la máxima seguridad y proteger a aquellos que más quieres.