Tania Lamarca no es solo una deportista, es un ejemplo de superación. Desde pequeña, su sueño fue ser una gimnasta como aquellas que veía por televisión y tanto admiraba. Con tan solo 5 años obtuvo su primer gran logro, siendo campeona de España júnior individual con el Club Aurrera.

Desde entonces, ha tenido una carrera deportiva más que ejemplar. Pese a ser rechazada en un primer momento por la selección española debido a su estatura, consiguió entrar en 1995 demostrando que la perseverancia y el trabajo son más fuertes que las limitaciones que uno tenga. Desde ese momento, Tania recibió numerosas condecoraciones de las que destacamos la medalla de oro en los Juego Olímpicos de Atlanta 1996 y ser bicampeona del mundo.

Tras su retirada, Tania no se desvinculó de la gimnasia rítmica. Imparte clases en el Campus de Gimnasia Rítmica Tania Lamarca y ofrece conferencias en las que trata de transmitir virtudes del deporte y los valores que este inculca en las personas. Además, trabaja como coaching deportivo en clubes y en el programa de coaching empresarial “Coaching And Play”. También lanzó su propia línea de ropa solidaria deportiva llamada “FLY” y fue candidata en 2016 a la presidencia de la Federación Alavesa de Gimnasia.