Hace más de 30 años que a Chema de Isidro le envió su familia a aprender el oficio de cocinero. Él era un adolescente con poca motivación y que empezaba a meterse en líos como él mismo cuenta, pero entre fogones, de la mano de su maestro Iñaki Izaguirre, Chema descubrió una pasión más que un trabajo. Hoy él hace lo mismo con jóvenes en riesgo de exclusión social.

A través de Gastronomía Solidaria, la ONG que fundó en 2017 junto a su mujer y varios amigos, Chema organiza cursos de cocina para dar una oportunidad real de reinserción a jóvenes (y no tan jóvenes) que, por circunstancias burocráticas, no pueden acceder a programas oficiales de reinserción. Como el mismo Chema suele decir son “los excluidos de los excluidos.”

Sin más ayuda que sus propios recursos y la ayuda desinteresada de los compañeros del mundo de la gastronomía, Chema va sacando adelante su proyecto en forma de nuevas promociones de profesionales listos para trabajar en cocinas.

En este video, parte de nuestras Historias Diferentes, puedes conocer un poco más a Chema, una persona a la que es imprescindible escuchar.