El sector del automóvil ha sido uno de los más afectados por el parón que ha provocado la crisis del coronavirus en gran parte de la actividad económica. Muchos de los que tenían en mente comprarse un coche nuevo han preferido retrasarlo y otros se preguntan si es un buen momento para dar este paso.

Los concesionarios han abierto sus puertas con todas las condiciones de seguridad. Los clientes pueden visitarlos con total tranquilidad aunque habrá algunas fórmulas que cambien. Teniendo en cuenta que la mayor parte de la población no concibe comprarse un coche por internet, el papel que juegan los concesionarios seguirá siendo fundamental. En este nuevo escenario ya se anuncian descuentos, ayudas y facilidades de financiación para reactivar el sector.

Después de una caída de ventas esperada, pero no por ello menos dramática, durante los meses de confinamiento, el sector de la automoción se muestra expectante ante cuál será la respuesta del consumidor. Por un lado hay indicios que invitan al optimismo, ya que el uso del coche aumentará tras la pandemia en detrimento del transporte público, por ejemplo. Sin embargo, la crisis económica dificultará que muchas familias puedan dar el paso de adquirir un vehículo.

¿Bajarán los precios de los coches nuevos tras la crisis del coronavirus?

Los concesionarios han comenzado a mover ficha para reactivar el sector y ponerlo más fácil a todos aquellos que siguen con la idea de comprarse un coche nuevo. Será inevitable que 2020 deje unos malos datos de matriculaciones, pero el objetivo será paliar en la medida de lo posible esta caída de aquí a final de año. La realidad nos está diciendo que el amplio abanico de vehículos en ‘stock’ que tienen todas las marcas hace que se vean obligadas a darle salida lo antes posibles. Un escenario que está desembocando en descuentos que están llegando hasta los 6.000 euros en algunos modelos. Ante la pregunta de si es buen momento para comprarse un coche nuevo, si el conductor tiene esa necesidad y ese deseo, puede beneficiarse de una de las ofertas que antes de la pandemia no existían.

De forma paralela, a nadie se le escapa que la crisis económica derivada de la epidemia de la COVID-19 dificultará y mucho que se realicen compras de este tipo. Para paliarlo se van a poner en marcha mayores facilidades de financiación que pongan un poco más fácil que una persona cumpla el sueño de tener coche nuevo.

Además, la compra de vehículos contará con otro estímulo: las ayudas anunciadas por el Gobierno. Este apoyo se centrará especialmente en la adquisición de coches eléctricos, pero también se incluirá a los vehículos híbridos, diésel y gasolina. Asimismo, se destinarán especialmente a familias con menos recursos.

Por último, comprar coche nuevo es sinónimo de contratar la póliza del seguro que más se adapte a las necesidades del conductor.