El estado de alarma por la epidemia del coronavirus genera muchas interrogantes en cuestiones cotidianas. Una de ellas tiene que ver con la ITV de nuestro coche. ¿Qué hago si ha caducado en los últimos días o está próxima a hacerlo?

Las estaciones para pasar la Inspección Técnica de Vehículos están cerradas debido al Estado de Alarma, pero sin embargo tengo que usar el coche para ir a comprar o al trabajo, ¿me pueden multar? El Real Decreto que regula el estado de alarma en España ha pensado en ello.

Sin posibilidad para pasar la ITV por el cierre de las estaciones y sin opción para realizar otros muchos trámites administrativos, el estado de alarma es como una especie de paréntesis. El tiempo no se ha detenido para nosotros (incluso por desgracia se nos hace mucho más largo) pero sí para cierta burocracia. El Real Decreto que declara esta situación excepcional lo deja muy claro: “Se suspenden términos y se interrumpen los plazos para la tramitación de los procedimientos de las entidades del sector público. El cómputo de los plazos se reanudará en el momento en que pierda vigencia el presente real decreto o, en su caso, las prórrogas del mismo”.

Esto quiere decir que, si la ITV de tu vehículo caduca durante el periodo que se prolongue el estado de alarma, podrás circular sin temor a ser multado siempre, claro está, que tengas un motivo justificado para ello. Hay que tener en cuenta que el uso del coche durante la cuarentena va a ser más reducido o incluso inexistente. Eso no impedirá que seamos responsables y comprobemos que el vehículo se encuentra en condiciones óptimas para poner una rueda en la calle.

¿Qué pasará cuando se levante el estado de alarma?

La pregunta que se hacen muchos conductores es cómo se organizarán las citas una vez que se levante el estado de alarma en España. Aunque todavía no se han ofrecido datos al respecto, el objetivo será realizar una gestión escalonada de las mismas para evitar un colapso. Eso querrá decir que probablemente no pasaremos la ITV de forma inmediata y tendremos que seguir con ella caducada unos días más. En ese caso habrá que justificar que hemos solicitad una cita previa tan pronto como se vuelva a habilitar este servicio. Una cuestión diferente será si esa citación se produce a quince días vista o a un mes.

Lo que no cambia el estado de alarma es la obligatoriedad para circular con  el seguro de coche en vigor, ya que este trámite solo requiere haber abonado la prima correspondiente antes de que la póliza alcance su fecha de vencimiento.