Rina, Estrella y Raquel. Las últimas tres candidatas del Reto Pelayo Vida saben que en Bolivia se les va a poner a prueba, una prueba que pasa por cruzar el desierto de sal y coronar una de las montañas más altas de Sudamérica.

Ya son 6 las candidatas que os hemos presentado, ahora es el momento de acompañarlas en todo su camino.

Ahora, más que nunca, ¡por todas!

  1. Primera llamada que hiciste cuando te enteraste de que ibas a Bolivia.

Rina: A mi hermano Ari.

Estrella: A mi familia.

Raquel: A mi amiga Estrella.

  1. ¿Cuál es el libro que te acompañará siempre?

Rina: Biografías de André Agassi y Michelle Obama

Estrella: “El camino a la felicidad” de Jorge Bucay.

Raquel: “Las cuentas de la felicidad” de Sandra Ibarra.

 

  1. En los momentos más duros de enfermedad la canción que te animaba era…

Rina: “I´m alive” de Celine Dion.

Estrella: “Mujer de mil batallas” de Manuel Carrasco.

Raquel: “Madre Tierra” de Chayanne.

 

  1. ¿Cómo te has preparado para este reto?

Rina: Sin duda la preparación física es importante, durante toda mi vida he hecho mucho ejercicio es parte de mi rutina diaria, el contacto con la montaña específicamente con la altura es muy importante y en México tenemos muy buenos lugares para entrenar.

Estrella: Con mucha ilusión, entrenando duro y conquistando cumbres

Raquel: Con sesiones de gimnasio, running y con rutas en montaña con Estrella y otros amigos. También con las pruebas físicas del reto y una vez seleccionadas con entrenamientos con el resto del equipo.

  1. Un único ingrediente para ayudar a vencer el cáncer (positivismo, energía, coraje, valentía, etc.)

Rina: Actitud.

Estrella: Fuerza.

Raquel: Fuerza mental.

 

  1. ¿Qué crees que va a ser lo más duro del reto?

Rina: Estar lejos de casa tanto tiempo.

Estrella: Lo más duro del reto es todo, tanto físico como mental, enfrentarte a lo desconocido como estar a menos 20 grados o conocer el mal de altura.

Raquel: Factores que no podemos controlar, y a los que nos enfrentaremos como el posible mal de altura, el frío extremo o el viento.

 

  1. ¿Quién estará en tu mente cuando llegues a la cima del Nevado?

Rina: Mis hijas.

Estrella: Mi madre.

Raquel: Mi madre, quien ya no está, mi ginecólogo, quién tampoco está. Y el resto de familiares y amigos que siempre están ahí y me han apoyado.

 

  1. Ahora es tu turno de hablar con la persona que está leyendo este artículo. ¿Qué es lo que le dirías si ha recibido la noticia que ha sido diagnosticado con cáncer?

Rina: ¿La vida está llena de retos y de oportunidades, siempre hay que preguntarnos no por qué ¿Si no el para qué? Quizá en el momento no lo entendamos, pero las respuestas vienen solas.

Estrella: Después de la noticia tu mundo se paraliza por la incertidumbre que genera esta enfermedad, hay que llorar y echar todo lo que sientes, es importante hacerlo y liberar todos los pensamientos, y a partir de ahí empezar a luchar, saber que el camino es largo y duro pero que jamás estarás sola, hay que ser positiva, sin dejar de hacer tus cosas, salir, disfrutar, hacer deporte…

Raquel: Le diría lo mismo que me transmitieron a mí cuando me diagnosticaron y viví que es así: que va a ser duro, pero que hay que seguir adelante, siendo positivo, porque tu actitud es un porcentaje muy importante para estar bien. También diría cosas que aprendí con la enfermedad y su día a día: primero no entiendes por qué, es un shock, pero piensa que, aunque es así, vale la pena luchar. Y podrás tener momentos de cansancio o muy tristes o de enfado, y aunque te animen desde fuera y pueda parecer que siempre tienes que estar positivo.