En las categorías infantiles y juveniles, el equipo nacional de fútbol de España lo está haciendo realmente bien, con una Eurocopa y varias finales en su palmarés. Esto abriga la esperanza de que la absoluta pueda hacer un gran papel. Hay que aclarar que ésta no es una noticia vieja, previa a los grandes éxitos de la Roja. Es una información actual, pero como habla de la selección femenina en vez de la masculina, quizá no te hayas enterado. Este año, en el Mundial de Canadá de 2015, es la primera vez que la selección femenina se clasifica para el mayor torneo del mundo. Pelayo, que lleva desde el 2008 apoyando a la selección masculina, amplía ahora su patrocinio para coger bajo su ala también a las mujeres.

“La idea es resaltar el apoyo a la mujer, a seguir apostando por éxitos deportivos, que sobre todo ahora nos los están dando ellas”, explica Jaime Delgado, que lleva todo los temas de patrocinio y nuevas iniciativas en Pelayo. “No damos la espalda al deporte femenino y ahora mismo estamos muy enfocados en redes sociales a la selección absoluta femenina”. En la rubrica de este acuerdo, realizado el pasado octubre en la sede de la Federación, José María Aumente, secretario general del Consejo de Administración de Pelayo, expresó su apoyo y defensa “para que sigan luchando por el deporte femenino en España”.

Lo cierto es que las comparativas laborales entre las futbolistas femeninas y los masculinos son odiosas, convirtiéndola en un profesión casi que de riesgo. En un reportaje en El Diario.es, se cuenta que algunos clubs pagan en negro a las jugadoras o les hacen contratos con diferente modalidad profesional. Muchas compaginan el fútbol de Primera División con otro trabajo y en caso de lesión o embarazo, hay algunos que se hacen los longuis. La experta en Derecho Deportivo y representante de varias jugadoras, María José López, explica en ese mismo texto que “la mayoría de las jugadoras no tienen contratos profesionales y muchas ni siquiera cotizan”.

“Creo que con el empuje de todos el fútbol femenino puede llegar a tener más audiencia e interés”, opina Delgado. Este año, por primera vez, un grupo de comunicación ha comprado los derechos para retransmitir los partidos de la selección femenina. Mediaset, la empresa que lleva Cuatro y Tele 5, retransmite los encuentros en Energy, un canal con una cuota de pantalla del 1,6%. “Esto ya es un hito, un avance”, alaba Delgado. Esperemos que lleguen muchos más.