El mercado de los coches eléctricos e híbridos enchufables (PHEV por sus siglas en inglés) tiene cada vez un papel más protagonista. Sus ventas aumentan año tras año. Estamos hablando de un cambio muy profundo que implica una nueva forma de conducir y, sobre todo, de ‘repostar’.  

Las gasolineras ceden su protagonismo a los puntos de recarga y empiezan a surgir nuevas dudas, especialmente referentes a los tipos de cargadores. A día de hoy no existe un modelo universal para todos los vehículos eléctricos e híbridos enchufables. Nos podemos encontrar con varios tipos de conectores cuya diferencia radica en la mayor o menor velocidad de carga. Eso sí, no todos serán compatibles para nuestro vehículo por lo que resulta útil conocerlos y profundizar en sus características.  

Al igual que en una gasolinera sabemos que no podemos coger la manguera del diésel si nuestro vehículo es de gasolina, con los puntos de recarga de los coches eléctricos y PHEV sucede algo parecido. Es primordial saber cuál es el que tipo de cargador compatible con nuestro vehículo para no encontrarnos con una sorpresa desagradable. 

Los tipos de cargadores para coches eléctricos 

  • Conector Schuko (uso doméstico). Es el enchufe de toda la vida que todos conocemos. El que se usa para el ordenador, la lavadora o un televisor. El problema es que su potencia es más reducida, por lo que se emplea normalmente para patinetes, motos eléctricas o baterías de poca capacidad, como las de algunos híbridos enchufables. 
  • Conector Tipo 1 (Yazaki). Su origen es japonés y se trata de un conector específico para vehículos PHEV y eléctricos. Está más extendido en Asia y Estados Unidos que en Europa. Por poner un ejemplo práctico, un vehículo con una batería de 50 kWh se recargaría por completo en unas siete horas con este tipo de conector.  
  • Conector Tipo 2 (Mennekes). Está fabricado por una firma alemana y es uno de los más comunes en Europa y, por ende, en España. Destaca por sus buenas prestaciones y puede alcanzar los 44 kW. El mismo vehículo con una batería de 50 kWh que mencionábamos anteriormente se podría cargar con este conector en una hora. 
  • Conector CCS (combinado). Es una vuelta de tuerca del conector Mennekes aunque los tiempos y posibilidades de recarga que ofrece son similares. Su principal diferencia es que brinda la posibilidad de realizar esa recarga tanto en corriente alterna como en continua.  
  • Conector CHAdeMO. Al igual que el Yazaki se trata de un invento japonés adaptado inicialmente para los vehículos eléctricos de marcas niponas como Toyota y Mitsubishi, pero que se ha ido extendiendo a otros fabricantes. Destaca por ofrecer una carga muy rápida en corriente continua.