Reglamento General de Circulación establece unas normas muy concretas para que un niño pueda viajar sobre dos ruedas. Además existen una serie de consejos básicos que es imprescindible tener en cuenta para que la seguridad del menor esté garantizada en cualquier tipo de trayecto.  

Cada vez son más las personas que han decidido cambiar las cuatro por las dos ruedas. Eso implica mayor rapidez y comodidad en los trayectos, pero al mismo tiempo ser mucho más cuidadoso con todo lo relacionado con la seguridad. Además es conveniente saber qué cubre nuestro seguro de moto y qué tipo de asistencia proporciona al acompañante. Especialmente cuando hablamos de menores que cuentan con protección especial, y más si cabe, cuando hablamos de tráfico y seguridad vial.  

¿A qué edad puede viajar un niño en moto y qué requisitos debe cumplir? 

El Reglamento General de Circulación indica que los niños a partir de 12 años pueden viajar en moto como acompañantes. Hay una excepción. Desde los 7 años se les permite montar en ella siempre y cuando el conductor de la motocicleta o el ciclomotor sea su padre, su madre, su tutor legal o una persona mayor autorizada por alguno de los tres primeros. 

Para que un niño pueda viajar como acompañante en una moto, el vehículo debe estar homologado para llevar pasajeros. Asimismo, el menor debe portar el casco obligatorio e ir sentado a horcajadas detrás del conductor con sus pies apoyados en los reposapiés laterales. 

Hasta aquí lo que dice la ley, pero existen otras recomendaciones y consejos recogidos en el Decálogo de la Seguridad Infantil en Moto elaborado por la Alianza Española para la Seguridad Vial Infantil con la colaboración de la Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas. El documento indica que, aunque la norma permite a los mayores de 7 años viajar en moto cuando cumplan los requisitos anteriormente mencionados, es desaconsejable que lo hagan en trayectos interurbanos donde se alcanzan velocidades mayores que en ciudad. 

Asimismo se recomienda que vayan equipados con una indumentaria adecuada como chaqueta con protecciones, guantes, pantalón y botas. Por otra parte, desaconsejan que el menor viaje con una mochila sobre sus hombros y se invita a que incluso se dote a la moto de un soporte de apoyo para la espalda que mejore su comodidad y sujeción.