En el momento menos pensado y de la forma más inesperada. Así actúan los carteristas. Tras el enfado, es turno de hacer balance de lo que se han llevado. Denuncia ante la Policía, bloqueo de tarjetas, anulación del DNI y expedición de un duplicado… ¿Y qué ocurre con el carné? ¿Qué debo hacer si estaba dentro de esa cartera robada?

Es importante tener en cuenta que es imprescindible llevar encima el carné de conducir cuando nos ponemos al volante, de lo contrario nos exponemos a una sanción de 10 euros. Afortunadamente ahora existe una alternativa al documento de toda la vida. La aplicación miDGT permite ‘guardar’ el permiso de conducir en el móvil con la misma validez legal que el físico siempre que se circule por territorio nacional.

Pasos a seguir si me han robado el permiso de conducir

Presentar una denuncia. Antes de realizar cualquier otro trámite es fundamental presentar una denuncia ante la Policía o la Guardia Civil por el robo del carné de conducir y del resto de documentos y pertenencias. De esta manera se puede justificar la ausencia del permiso. Asimismo, si alguien hace un uso ilícito del carné de conducir tras un accidente u otro tipo de infracción, la denuncia sirve para acreditar tu inocencia.

Solicitar un duplicado. Con el original de la denuncia en la mano, es momento de solicitar un duplicado de los documentos robados. Si hemos sufrido la sustracción del DNI, en primer lugar hay que solicitar su duplicado, ya que será imprescindible para posteriormente pedir la copia del carné de conducir. ¿Qué ocurre si en un control policial nos piden el permiso de conducir en el periodo de tiempo que transcurre entre el robo y la cita para obtener el duplicado? Deberemos presentar una copia o el original de la denuncia y el justificante de la cita en la Jefatura Provincial de Tráfico correspondiente.

Copia compulsada y miDGT. Una buena opción para no tener que llevar siempre el carné de conducir encima es solicitar una copia compulsada. Tiene la misma validad que el permiso original. Una alternativa más fácil y barata es descargarse la aplicación miDGT y darse de alta para llevar el carné continuamente en el teléfono móvil, así como otros documentos fundamentales como la tarjeta de la ITV y la póliza del seguro de coche.