Nos llevamos las manos a la cabeza cuando sufrimos un percance y nos damos cuenta de que en el maletero no aparecen los triángulos, no sabemos dónde hemos metido el chaleco reflectante o es de noche y no hay ni rastro de la linterna. Te explicamos que complementos son necesarios y recomendables en tu vehículo.  

Dice el refranero español que nos solemos de acordar de Santa Bárbara cuando truena. Con el coche sucede algo parecido. Existen una serie de objetos (algunos obligatorios y otros aconsejables) que se convierten en esa Santa Bárbara tan necesaria. Por eso es bueno hacer cada cierto tiempo un pequeño inventario y comprobar que todos ellos se encuentran en su sitio y en buen estado. Especialmente cuando vamos a hacer un viaje más largo y las posibilidades de que se produzca cualquier contratiempo se incrementan. 

En el caso de los elementos obligatorios que debemos llevar en el coche, es más necesaria para evitar un disgusto en forma de multa.  

Tu lista de elementos obligatorios  

Documentación. Hay cinco documentos obligatorios que cualquier conductor debe llevar en su coche cuando sale a la carretera. Hablamos del carné de conducir, la tarjeta de la Inspección Técnica de Vehículos, el permiso de circulación, la pegativa de la ITV y el DNI. En los tres primeros casos ya no es necesario llevarlos de forma física si el conductor tiene descargada la aplicación miDGT y está registrado en ella.  

Chaleco reflectante. Además de ser un elemento obligatorio, es la única forma de hacernos visibles si tenemos que bajar del vehículo para solucionar una avería, por ejemplo. El chaleco no debe guardarse en el maletero, sino en un sitio accesible desde el asiento del conductor para enfundárselo antes de abandonar el coche. 

Triángulos de emergencia. Son los elementos con los que contamos para alertar al resto de conductores de que hemos sufrido una avería. Es obligatorio llevar dos y colocarlos delante y detrás del vehículo a una distancia mínima de 50 metros. En el caso de las autovías solo será necesario poner uno detrás. Una ayuda fundamental mientras esperamos a la asistencia de nuestro seguro. 

Complementos recomendables para llevar en el coche 

Recibo del seguro y parte de accidentes. El recibo del seguro era hasta hace unos años un elemento obligatorio a llevar en el coche, pero ya no es necesario. A pesar de eso, nunca está de más introducir una copia en la carpeta de la documentación. Los partes de accidentes también pueden ser útiles en el caso de estar implicados en un siniestro. 

Botiquín. Un pequeño botiquín siempre es un aliado cuando hemos sufrido un pequeño corte o una herida que no revista gravedad. Debe contener guantes, tiritas, alcohol, tijeras, vendas y un desinfectante. 

Linterna. Como ocurre con otros objetos del vehículo, no lo echamos en falta hasta que no lo necesitamos. Una linterna es muy útil en el caso de sufrir cualquier percance nocturno. Eso sí, debemos tener cuidado de que en el momento de echar mano de ella no se hayan agotado las pilas. Siempre serán menos problemáticas las que funcionen con recarga manual. 

Herramientas y luces de repuesto. Aunque lo más rápido y cómodo es solicitar la asistencia en carretera, nunca está de más llevar en el maletero un pequeño kit de herramientas con martillo, destornillador, cinta aislante, extintor y cúter para afrontar cualquier pequeña reparación. En esa misma caja podemos introducir un juego de luces de repuesto que nos saquen de un apuro si de repente se funde alguna del vehículo.