Los trabajadores por cuenta ajena, autónomos, precisan de una serie de seguros obligatorios para poder desempeñar su labor. Además de estos, es recomendable la contratación de otros que no son obligatorios, pero sí de gran utilidad para cubrir imprevistos como son una enfermedad o una incapacidad laboral.

El seguro de responsabilidad civil es obligatorio para determinados profesionales como los sanitarios, juristas, asesores, instaladores de electricidad y gas o aquellos que su labor consista en ofrecer actividades recreativas. Además, también es obligatorio para aquellos autónomos que desempeñen su actividad profesional en un local de cara al público. Este seguro cubre los posibles accidentes o daños civiles que se puedan ocasionar durante el transcurso de dicha actividad profesional, como por ejemplo, una caída de un cliente en el local que provoque que este requiera atención sanitaria. Aunque no sea obligatorio contratar este en algunos casos, sí que es recomendable, ya que algunos imprevistos de esta índole suponen costes económicos bastante altos.

Seguro multirriesgo para autónomos

El seguro multirriesgo es un seguro que cubre, para aquellos que desempeñen su labor en un local, riesgos como incendios, robos y, en algunos casos, incluso daños que se produzcan a las mercancías. Usualmente, es el dueño del local el que obliga a su contratación cuando se realiza el contrato de alquiler.

Si se utiliza un automóvil, ya sea para trasladarte o para transportar mercancías, es necesario contratar el seguro de vehículos, tal y como se detalla en el Reglamento del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil.

 Si el autónomo tiene trabajadores a su cargo, es indispensable el seguro de convenio o seguro de accidentes. Este seguro depende del convenio establecido y cubre, por ejemplo, la invalidez o el fallecimiento de un trabajador que se produzca en un accidente laboral.

Seguros como el de salud o incapacidad laboral no son obligatorios, pero sí totalmente recomendables. Todos en algún momento podemos caer enfermos o pasar un tiempo de inactividad en nuestro trabajo debido a una baja médica. Los autónomos, frecuentemente, cotizan la base mínima obligatoria y, por esta razón, estos seguros son muy convenientes. Debido a esto último, también recomendamos los seguros de jubilación.

En cualquier caso, si eres trabajador o trabajadora por cuenta ajena y deseas contratar alguno de estos seguros, te aconsejamos ponerte en contacto con nosotros para recomendarte aquellos que mejor se adapten a ti.