La mayoría de los conductores han sido sancionados en alguna ocasión con una multa de tráfico, ya sea por circular a una velocidad mayor a la permitida o saltarse un semáforo. Seguro que todos nos hemos preguntado alguna vez qué repercusiones habría si, en alguna ocasión, decidimos no abonar el importe de la correspondiente multa. ¿Quieres saber qué pasaría? ¡Aquí te lo contamos!

Cabe destacar, en primer lugar, que tenemos un plazo de 30 días desde su notificación para recurrir la multa y presentar las alegaciones. Además, hay que comentar que la sanción económica que conlleva una multa se reduce en un 50% si se paga en un plazo menor a 20 días naturales tras su notificación. Tras este plazo, deberemos abonar la cantidad completa.

Si la persona que ha sido sancionada no efectúa el pago en el plazo estipulado en la primera notificación, se pasará a la vía ejecutiva. Esto significa, a efectos prácticos, que el infractor tendrá que pagar, en un nuevo plazo, el importe de la multa más un recargo del 5%.

Si durante la vía ejecutiva tampoco se ha realizado el pago, el asunto pasa a la Agencia Tributaria, que notificará al deudor con lo que se conoce como “Providencia de apremio”, un documento donde se dará un nuevo plazo para pagar la multa con un recargo del 10%. Si el deudor reincide en no abonar el importe en el tiempo acordado, el recargo ascenderá a un 20% y, nuevamente, se fijará un plazo para pagarlo.

Tras este último plazo, si el infractor continúa sin pagar, la Agencia Tributaria procederá al embargo de los bienes. Usualmente, se embarga aquellos bienes que tienen una mayor facilidad de liquidación como son, por ejemplo, el dinero de la cuenta corriente.

Además del incremento de la cantidad a pagar, las multas pendientes son un impedimento para obtener becas y ayudas públicas. Por ello, te recomendamos, si alguna vez te ponen una multa, pagarla cuanto antes.

Esperamos que te haya sido de ayuda toda esta información y, como has podido ver, retrasarse en el pago de una multa no acarrea ninguna situación favorable. Además, queremos recordarte que con tu seguro de coche y moto en Pelayo puedes recurrir hasta 5 multas de manera totalmente gratuita al año.