En una anterior entrega de su diccionario, Pelayo explicaba las diferencias entre equipaje y mercancía. Ahora le toca el turno a los ocupantes de un vehículo.