Octubre es el mes contra el cáncer de mama, siendo el 19 cuando se celebra su Día Mundial. Y Para Pelayo, es una fecha importante en el calendario. Es importante por ser una enfermedad a la que lleva dando visibilidad desde hace varios años,

con acciones como el Reto Pelayo Vida que este año cumple su quinta edición, y que embarca a varias mujeres supervivientes de un cáncer de mama en una aventura de superación. Este año 6 mujeres han viajado a Bolivia, donde han atravesado el desierto de sal más grande del mundo y subido a uno de los volcanes más altos del planeta.

Para celebrar estos cinco años de compromiso, la compañía quiso reunir en rueda de prensa a una representante de cada edición, acompañadas por la Secretaria de Estado para el Deporte María José Rienda. Con sus emocionantes palabras, los asistentes pudieron comprobar de primera mano cómo después de vencer a una enfermedad como esta ya no hay retos imposibles.

Pero siendo una fecha tan señalada, Pelayo quiso ir más allá y dar un mensaje de fuerza y de lucha contra esta enfermedad en forma de pieza audiovisual. El cáncer de mama y el cáncer en general es un enemigo invisible que ataca con sigilo, por eso es tan importante la prevención y no bajar nunca la guardia. Y si ataca, toca defenderse y luchar con todas tus fuerzas.

La pieza audiovisual está protagonizada por Sandra Sánchez, la mejor karateca de la historia en su especialidad: Kata, que básicamente es un combate contra un enemigo invisible. En el video, Sandra se enfrenta a este enemigo terrible transmitiendo un mensaje tan poderoso como necesario para quienes se enfrentan a este trance. El cáncer es un enemigo invisible, pero se vence.

Se da la circunstancia de que Sandra Sánchez, que forma parte del Patrocinio Pelayo, tuvo que romper su progresión como deportista de élite y aparcar su carrera cuando su madre fue víctima del cáncer. Afortunadamente su madre se recuperó y Sandra, con mucho esfuerzo y voluntad, pudo volver al tatami y llegar a lo más alto de su especialidad.

Sandra Sánchez, que competirá en los JJOO de Tokio en 2020, también estuvo presente en la rueda de prensa y comprobó el resultado del rodaje para el que prestó toda su profesionalidad al igual que su entrenador, el seleccionador español de katas Jesús del Moral.

Una jornada para recordar el compromiso de la sociedad en la lucha contra el cáncer de mama y la importancia de la prevención ante una enfermedad que solo en España afecta a más de 33.000 mujeres.

¡Por todas!