El refranero español está lleno de chascarrillos negativos sobre los años que tienen un día más en febrero: “Año bisiesto, entra el hambre en el cesto”, “Año bisiesto, ni viña ni huerto”, “Año bisiesto, año siniestro”. El Club Mundial de los Bisiestos defiende que eso no es verdad, y propone nombrar al 29 de febrero Día de la amistad y de la alegría. También del amor, añadimos desde Pelayo. Porque los años no pasan (o al menos pasan más despacio) para el amor y el compromiso de una pareja bisiesta.