Embarcarse en un proyecto tan ilusionante como es la adquisición de una casa implica ser críticos, precavidos y pacientesLa compra de una vivienda es probablemente uno de los desembolsos más importantes que harás en tu vida y tomarte tu tiempo antes de adoptar cualquier decisión te permitirá optimizar esta inversión.  

El momento ideal para comprar una casa no es un mercado estable, un precio reducido o un emplazamiento adecuado. El momento perfecto es aquel en el que, tras valorar todas las variables que pueden afectar a tu bienestar en un futuro próximo, estás listo para tomar una decisión.  

Si es la primera vez que te lanzas a por la adquisición de un inmueble, el proceso te puede resultar algo complicado: hipotecas, intereses, previsiones de revalorización… No obstante, no dejes que el mercado o el presupuesto se impongan a tus ilusiones. La idoneidad de tu próximo hogar también depende de factores que no son estrictamente financieros. Mantén una mente abierta y positiva para valorar con criterio todos esos aspectos que te conducirán a la decisión más adecuada.  

Pasos y recomendaciones para la compra de una casa nueva  

  • Conoce tus necesidades. ¿Qué tipo de vivienda necesitas? Casa, piso, apartamento… Fíjate unas expectativas realistas y visualiza el tipo de inmueble en el que aspiras a vivir teniendo en cuenta tus circunstancias.  
  • Autoevalúa tus finanzas. ¿Cuánto estás dispuesto a invertir? Estudiar el estado del mercado inmobiliario sirve de poco si no conoces al detalle cuál es el presupuesto del que puedes disponer.  
  • Valora la ubicación. Tendemos a pensar a corto plazo, pero la compra de una casa debe hacerse siempre con vistas al futuro. De la elección de una buena ubicación dependerá en gran medida la revalorización de la propiedad.  
  • Estudia los diferentes tipos de hipoteca. Recurrir al asesoramiento financiero fuera de las entidades bancarias te permitirá entender mejor a qué riesgos o ventajas te expones al contratar una determinada hipoteca. Además, necesitarás un colchón económico de al menos un 20% sobre el coste total de la vivienda para cubrir los primeros gastos, los gastos de gestión y otros desembolsos extraordinarios.  
  • Infórmate sobre los impuestos que deberás asumir. Es la única forma de evitar sorpresas tanto en el momento de la compraventa como en el mantenimiento de la propiedad.  
  • Valora con un experto inmobiliario las condiciones en las que se encuentra el inmueble, sobre todo si es una adquisición de segunda mano, y estudia las diferentes modalidades de seguro de hogar que tienes a tu disposición para garantizar una buena cobertura en caso de posibles incidentes.