Se acerca una fecha que cada año está más señalada en el calendario, el 8 de marzo. Sí, el Día Internacional de la Mujer. Aunque se trata de una fecha institucionalizada desde 1975 por Naciones Unidas, el motivo de su celebración se remonta más atrás… en el marco de la Revolución Industrial, en el siglo XIX, concretamente, en el 8 de marzo de 1857.  

Y es que ese día que marcaría historia, miles de trabajadoras de la industria textil se echaron a las calles de Nueva York para protestar por sus “míseras” condiciones laborales. Así, ese 8 de marzo de hace más de siglo y medio, se marca en el calendario como la primera de las manifestaciones que se sucederían por parte de muchas mujeres para reivindicar sus derechos. 

Alrededor de medio siglo después, en 1911, el 8 de marzo de hace justo 110 años, un incendio en la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist, también en Nueva York, en el que fallecieron más de un centenar de mujeres, desencadenó multitud de protestas en reivindicación de medidas de seguridad y salud laboral en Estados Unidos.  

Y es que la falta de seguridad en muchos aspectos ha sido una constante en la historia de la mujer. Y aunque afortunadamente han sido muchas las conquistas ya alcanzadas, desde Pelayo Vida queremos que se siga avanzando hacia el día en que celebrar este día no signifique reivindicación, sino conmemoración de una meta alcanzada.  

Desde Pelayo Vida apostamos por que desde todas las esferas se vuelquen esfuerzos en este sentido. Un compromiso que tanto agentes públicos como privados, así como la sociedad en general, deben mantener en todos sus ámbitos de actuación.  

Pelayo vida, con el Día de la Mujer y con la mujer, día a día 

En Pelayo Vida nos unimos a la celebración del Día Internacional de la Mujer con la aspiración de que la igualdad entre hombres y mujeres sea un hecho, y seguimos trabajando, día a día, por y para contribuir a que la mujer, no solo esté, sino también se sienta segura.  

Y es que ese es nuestro más firme compromiso con la mujer. En este sentido, en Pelayo Vida hemos diseñado un seguro de vida que pone a la mujer en el centro, apoyándola en cualquier circunstancia, ideado para que las mujeres cuenten con un seguro de vida específico con garantías y servicios cubiertos en situaciones como el diagnóstico de un cáncer femenino.  

Así, además de las habituales coberturas en caso de fallecimiento e invalidez por cualquier causa o de fallecimiento e invalidez por accidente, el seguro Vida Mujer de Pelayo Vida cubre el cáncer femenino, a través de una cobertura que consiste en el pago de un capital si a la asegurada se le diagnostica un cáncer femenino. Una vez abonada la prestación por la contingencia del cáncer femenino, se mantiene el contrato en vigor para el resto de coberturas 

Así, desde Pelayo Vida, celebramos el Día de la Mujer, con el compromiso de proteger su seguridad, en todos los sentidos, día tras día.