“Nuestras voces son el motor que mueve a las que vienen detrás”. El Reto Pelayo Vida contra el cáncer ya ha comenzado, conoce a las cinco expedicionarias seleccionadas.  

La 6ª edición del Reto Pelayo Vida Vuelta España 2020 es una expedición nacional como solidaridad a la situación mundial de pandemia y garantizando la seguridad de nuestras participantes. Nuestras cinco expedicionarias deben pilotar un velero de 72 pies y recorrer 1.530 millas: desde Bilbao a Barcelona por el Cantábrico, pasando por el Estrecho y con paradas en Málaga y Valencia. ¡Conoce ahora a nuestras valientes participantes de este año!

Cinco mujeres y una expedición contra el cáncer

La selección de las participantes se ha realizado en tres fases, con pruebas físicas, entrenamientos y con un total de 319 solicitudes. Tras la última fase las cinco expedicionarias del RetoPelayoVida Vuelta España 2020 son: Marian Cáliz de Elche, Lorena Madrid de Cartagena, Fátima Domínguez de Jerez, María Aldama de Barakaldo y Nuria Gómez de Teruel.

Marian Cáliz, alicantina de 48 años, fue diagnosticada hace seis años cáncer de mama y para ella esta experiencia significa “romper la barrera del silencio” y llegar a un mayor número de mujeres.

La expedicionaria Fátima Domínguez es conservadora-restauradora de Patrimonio y madre de 3 hijos, le diagnosticaron cáncer de riñón en 2004 y mama en 2012 y afirma que participar en el RetoPelayoVida es tener la posibilidad de demostrar que el cáncer puede curarse.

“Hacer ver que hay esperanza, que hay vida, mucha vida”. Son las palabras de la participante María Aldama de Bilbao, que fue diagnosticada hace tres años cáncer de mama y tiene clara la importancia de vivir el día a día disfrutando de los momentos únicos.

La ambientóloga Lorena Madrid conoció el RetoPelayoVida en la primera edición de 2015 durante su tratamiento donde pensó en convertirse algún día en una de esas expedicionarias. Al igual que Nuria Gómez cuando vio la noticia en el periódico y se dijo así misma “un día seré yo”. Ahora, ambas pueden decir que forman parte de esta experiencia.

Todas ellas quieren poner sus cuerpos y sus mentes al límite, demostrándose a sí mismas que tras superar un cáncer la vida puede retomarse con normalidad. ¡Acompáñalas en este desafío!