¿Sabías que 8 de cada 10 incendios se producen en el hogar? Deficiencias en la red eléctrica, descuidos en la cocina, velas sin vigilancia… Son muchos los motivos por los que los domicilios particulares son lugares especialmente vulnerables a las llamas. No obstante, en la mayoría de los casos, estos accidentes domésticos se podrían evitar.   

El balance provisional de TECNIFUEGO, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios revela que en 2020 los accidentes relacionados con incendios en el hogar aumentaron un 8%. Los meses de confinamiento, una mayor presencia en casa y la aceleración en el desgaste de instalaciones eléctricas y de gas son algunos de los factores que se barajan como principales causas de este incremento.  

Por otro lado, este aumento en las cifras de incendios domésticos también ha desencadenado un mayor número de contrataciones de seguros para el hogar. Y es que aunque el 96% de los incendios en casa no pasan del fuego incipiente o conato, los daños materiales provocados por este tipo de incidentes se convierten en un problema añadido a la sensación de falta de seguridad.  

Buenas prácticas para la prevención de incendios en casa  

  • No dejes velas o barritas de incienso encendidas sin supervisión. 
  • Evita sobrecargar los enchufes de corriente con demasiados dispositivos conectados. 
  • Cierra la llave de paso del gas si vas a pasar unos días fuera de casa. 
  • Asegúrate de que los productos inflamables que empleas en casa están bien identificados y almacenados en un lugar lejos de llamas o fuentes de calor. 
  • Realiza un buen mantenimiento de las estufas y mantén los alrededores ordenados y libres de textiles y otros materiales que puedan arder con facilidad.  
  • Fuma siempre en lugares ventilados y nunca en la cama o en el sofá.  
  • Realiza las revisiones pertinentes en la instalación eléctrica, el termo y la caldera para evitar fugas o chispazos.