Nuestras casas es probablemente el lugar donde más tiempo pasamos habitualmente, aún más por la situación actual de cuarentena, y siempre existen riesgos de que sucedan accidentes en los hogares. El coronavirus ha puesto en jaque a países enteros y permanecer en casa es la única opción de evitar su propagación. Mientras profesionales de muchos sectores redoblan sus esfuerzos para acabar con el COVID-19, nosotros podemos aportar nuestro granito de arena siendo responsables y solidarios con los demás, quedándonos en casa y evitando posibles riesgos.

Para hacer nuestra casa más segura, hemos preparado una lista de los accidentes más habituales en los hogares y algunos consejos para evitarlos.

Cuando estamos en casa: riesgos y accidentes

Cuando ocurre un accidente intervienen muchas variables. El trabajo de prevención es importante, tanto como identificar riesgos potenciales en nuestro hogar. Por eso, debemos prestar atención a:
Las caídas: Pueden ocurrir a cualquiera y afectarán más a los mayores. Es importante adaptar la vivienda para que puedan moverse sin dificultades. Suelos irregulares, baños no adaptados y falta de sistemas de sujeción pueden provocarlas. En el estado de alerta actual, nuestros mayores forman parte del grupo de mayor riesgo y una caída podría complicarse ante la sobrecarga del sistema sanitario.

Incendios y quemaduras: Falta de aislamiento, la antigüedad de la vivienda o la falta de calefacción centralizada nos obliga a utilizar estufas y hornillos. Debemos evitar dejarlos encendidos toda la noche o cerca de cortinas y telas. Es importante no sobrecargar enchufes con regletas. Y en la cocina, nunca debemos dejar desatendidas sartenes o cazuelas al fuego. Un descuido puede provocar un incendio difícil de contener. Además, las quemaduras provocadas por el fuego pueden ser muy graves y tener difícil tratamiento.

Goteras: Es uno de los percances más comunes. Suelen ocurrir por fugas menores o inundaciones. Algunas requieren obras mayores, llegando a inutilizar partes importantes de la vivienda como baños o cocina.

Daños eléctricos: Enchufes sobrecargados o la falta de mantenimiento son las causas principales de los daños eléctricos. Es recomendable utilizar regletas de calidad con interruptor de encendido. Seguid siempre las indicaciones del fabricante.

Medicamentos y artículos de limpieza: Si hay niños en casa, mantener estos productos fuera de su alcance es primordial. Los niños son curiosos por naturaleza y cogerán todas las cosas de la casa, especialmente ahora que pasarán más tiempo en ella.

Cristales: Cuanto más tiempo pasemos en casa, más probabilidades hay de que se rompan cosas, especialmente los cristales. Así que es importante no olvidarnos de vigilar ventanas abiertas u objetos que pudieran provocar cualquier daño por su cristal.

Prevención y seguridad

Prestar mucha atención a todo aquello que ocurre a nuestro alrededor es uno de los mejores trucos que podemos utilizar. Si convivimos con mayores o niños, debemos hacer que ese tiempo que pasamos juntos sea tranquilo, en un entorno ordenado y libre de peligros. Es importante transmitirles esa tranquilidad, explicarles qué cosas se pueden o no hacer. Y sobretodo mantenernos a salvo. Y nuestra casa es el pilar de la tranquilidad donde la prevención es el mejor de los trucos.

Recuerda que un buen seguro de hogar ofrece servicios y coberturas para estar cubierto en los accidentes habituales del hogar, ahora puedes calcularlo en unos pocos minutos