No hay dos motos iguales y por lo tanto no puede haber dos seguros de moto idénticos. El mundo de las dos ruedas es tan diverso y apasionante que cada motero tiene unas necesidades muy concretas.

No olvidemos que en este vehículo se refleja parte de la personalidad de su propietario. Sus gustos, anhelos y sueños. La moto es algo más que una simple compañera de fatigas y un medio de transporte. Para protegerla como se merece es conveniente pararse a pensar cuál es el seguro de moto que más se adecúa a sus características y al uso que le vamos a dar.

No es lo mismo una ‘scooter’, que un ciclomotor, que una moto deportiva, que una para salir el campo o que una custom de carretera. Cada uno de estos vehículos nos aporta algo totalmente diferente. En la web de Pelayo puedes el precio de tu seguro de moto añadiendo las coberturas que desees.

Un seguro para cada tipo de moto

Ciclomotores: El ciclomotor es la opción elegida por muchas personas que quieren desplazarse al trabajo de una forma más rápida, barata y cómoda. La póliza de Pelayo para este tipo de vehículos contempla que, si pierdes los puntos de tu carné, recibirás un subsidio de 150 euros al mes durante un máximo de 12 mensualidades. También se incluye la cobertura de daños en el casco y la equipación, un vehículo de sustitución y la devolución del 110 por cien de su valor en caso de accidente. El uso casi diario de un ciclomotor obliga a contar con asistencia de viaje, gestión de multas, además de las responsabilidades civiles obligatoria y voluntaria, por ejemplo.

Moto básico: Si tienes una moto o ‘scooter’ de más de 125 cc y deseas un seguro que cubra todos los aspectos básicos, esta alternativa es la más adecuada. Además de las coberturas incluidas en el seguro para ciclomotores, tiene otras como la libre elección de taller entre los 800 recomendados por Pelayo.

A terceros ampliado con incendio + robo: El seguro de moto básico se puede ampliar con las coberturas de incendio y robo cuando nos encontramos ante un vehículo con un mayor valor, tanto simbólico como económico. Hablamos por ejemplo de una moto custom con la que vamos a realizar grandes viajes. En el caso de robo, Pelayo te devuelve el 100 por cien de su valor el primer año y lo mismo ocurre si sufre un incendio.