Se cubriarán los daños producidos en tu vehículo conscuencia directa del pedrisco o granizo.

En el supuesto de que se considere tu vehículo pérdida total, te abonaremos el 110% de su valor durante los dos primeros años, y el 110% del GANVAM el resto de años.